Nuestros consejos

Consejo técnico: La cuña

15/12/2015

Uno de los primeros movimientos que deberíamos aprender para salir a esquiar con las mínimas condiciones de seguridad es la CUÑA.

La posición en cuña nos permitirá controlar la velocidad, es decir, reducirla o aumentarla a nuestra elección mediante más o menos apertura de la cuña, mientras descendemos por pistas verdes, incluso podremos llegar a detenernos.

El error más frecuente al querer realizar una cuña es tratar de juntar las puntas de los esquís. Eso no servirá de nada y bloqueará cualquier intento de frenada. En lugar de eso, lo que debemos hacer es separar los talones al mismo tiempo que abrimos los pies, para que las puntas de los esquí no se sobrepongan una encima de la otra, no se pisen.

Explicado de otro modo, el error está en el movimiento del pie, mientras uno, incorrectamente, rota el pie con el centro de rotación en los talones, la otra forma, la correcta, rota el pie con el centro de rotación en los dedos de los pies, al mismo tiempo que separa los pies, los desplaza suavemente hacia el exterior.

Entendiendo bien este movimiento, no será difícil aprender a girar en cuña. Pero eso lo veremos en otro consejo.

Saludos y, ante todo, Control de la velocidad!

 

« Volver